Europa y Norteamérica afrontaron olas de calor

La humanidad agotó los recursos anuales de la Tierra