Webinar “INDC para dummies”: el resumen, video y las presentaciones de los ponentes

A continuación encontrará un resumen de las didácticas ponencias del webinar que se realizó el 21 de mayo y en el que participaron Mónica Araya, fundadora de Nivela.org, María Elena Gutiérrez, de Libélula; y Daniel Buira Clark, del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático de México.

webinar

Los 195 países miembros de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) deben lograr en la COP21, que se llevará a cabo del 30 de noviembre al 11 de diciembre en Francia, un acuerdo mundial que permita aminorar los Gases de Efecto Invernadero (GEI) y evitar que la temperatura del planeta sobrepase los 2 grados centígrados.  Lograr el reto solo será posible si cada Estado presenta su Contribución Nacional Determinada (INDC, por sus siglas en inglés) y se compromete a trabajar en conjunto para resguardar la vida en el planeta.

Hasta el momento solo 37 países han hecho públicas sus INDC y para comprender mejor el proceso de la creación de las contribuciones y su implicancia en la lucha contra el cambio climático, Nivela y ConexiónCOP llevaron a cabo un encuentro digital. “INDC para dummies: Entendiendo las Contribuciones Nacionales con miras a la COP21” es el título del webinar que se desarrolló el 21 de mayo, en la cual participaron Monica Araya,  directora de Nivela;  María Elena Gutiérrez, gerenta de investigación de Libélula; y Daniel Buira Clark, coordinador general de Cambio Climático y Desarrollo Bajo en Carbono del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático de México (INECC).

UN COMPROMISO POST 2020

Monica Araya sostuvo que los países han acordado delinear públicamente sus contribuciones, las cuales empezarán a regir en el 2020. Este año fue establecido a pedido de los países en desarrollo para prepararse a los nuevos escenarios climáticos.

“Muy por encima de la frustración de las islas y los pequeños países que solicitaban que el acuerdo se ponga en la práctica lo más pronto posible, se ha establecido que serán necesarios cinco años para poder tener un poco de oxígeno y, sobre todo, para que las naciones tengan tiempo de prepararse para los acuerdos climáticos”, indicó.

La directora de Nivela también explicó que por medio de las INDC, cada país explicará las actividades de mitigación que desarrollará para aminorar sus GEI. Del mismo modo, los países que lo requieran pueden presentar sus aportes en adaptación.

Araya destacó el documento que se logró en la COP20, conocido como “Llamado a Lima para la Acción Climática”, en el que se ha introducido el principio de universalidad en las contribuciones, además del proceso de “no retroceso”.

“Desde el siglo XX se creía que solo los países desarrollados tenían que hacer su parte, pero en la COP20 se ganó en el tema de la universalidad. El problema del cambio climático necesita la atención de los ciudadanos de todo el mundo; además, con el no retroceso se quiere decir que lo ofrecido por los países deberá de ser lo mínimo y no lo máximo, porque se espera que las ambiciones aumenten con el tiempo y no retrocedan”, sostuvo.

La especialista también explicó los cuatro modelos de INDC:

  1. Reducción absoluta con respecto al año base. Tal y como lo ha presentado Estados Unidos, que espera reducir sus emisiones entre 26% y 28% hacia el 2025, frente a los niveles alcanzados en el 2005. Otro claro ejemplo es la INDC presentada por Rusia, que reducirá sus GEI entre 25% y 30% para el 2030, con relación a 1990.
  2. Escenario BAU. Por ejemplo, reducir un 30% las emisiones que tendría un país bajo un escenario Business As Usual (BAU), es decir, bajo un escenario en el que no se aplican medidas de mitigación, al año 2030, usada por países en desarrollo.
    Aquí podrá encontrar más información sobre el escenario BAU.
  3. Meta de Intensidad. Relacionada a la reducción de intensidad de carbono respecto a una unidad de Producto Bruto Interno (PBI) con relación a un año base anterior, o a la reducción de emisiones de carbono per cápita.
  4. Un paquete de medidas de política pública. Que serían un conjunto de medidas que cuantifiquen la reducción de emisiones que se obtienen como resultado. Por ejemplo, la aplicación de menor uso de energía o menor uso de combustible. Esto es aplicable principalmente a países de emisiones bajas y menos desarrollados.

Aquí tiene la presentación de Monica Araya:

 

CHINA: LA INDC MÁS ESPERADA

China es uno de los mayores emisores de GEI y por lo tanto su contribución es una de las más esperadas. Todo apunta a que el país asiático presentará su INDC en un escenario BAU y con un pico al 2030.

De acuerdo al gráfico desarrollado por Libélula, teniendo como base las emisiones del 2012, los 37 países que han hecho públicas sus INDC representan en conjunto una cuarta parte de las emisiones mundiales, y aún falta que se comprometan las otras tres cuartas partes.

Pero el escenario es menos esperanzador aún si no existen verdaderos compromisos. Según explicó María Elena Gutiérrez, de Libélula: “Si el 75% restante de países presentan su INDC como China piensa hacerlo, no se lograría la meta de mantener por debajo de 2 grados centígrados la temperatura del planeta; necesitamos compromisos más ambiciosos para lograr contrarrestar el calentamiento global”.

La especialista sostuvo también que todos los sectores de los países deben de acompañar la construcción de las INDC.

“Las pequeñas y las grandes acciones suman. Se necesita un trabajo continuo de todos los sectores de la ciudadanía para acortar las emisiones”, subrayó en su ponencia.

Esta es la presentación de Gutiérrez:

 

LA APUESTA DE MÉXICO

México es el único país de Latinoamérica que ha presentado su INDC. Su contribución será reducir en 25% sus emisiones de GEI al 2030, una cifra que puede elevarse a 40% en caso de recibir ayudas internacionales. La apuesta de México radica en invitar a todos los sectores a trabajar para aminorar el calentamiento global.

Daniel Buira Clark sostuvo durante el webinar que México es un emisor de GEI pequeño pero aun así no puede dejar de actuar y, por ello, desde el 10 de octubre del 2012 entró en vigor la ley de cambio climático.

“La ley fue el resultado de un trabajo conjunto de todos los sectores del país y la idea que tenemos es que las emisiones empiecen a bajar desde el 2026; nosotros estamos especialmente enfocados en adaptación”, manifestó Buira Clark.

El representante del INECC indicó también que se necesita poner sobre la mesa la manera en que se manejará el precio internacional del carbono porque, según sostuvo, “no se analiza de manera clara y explícita en las negociaciones”. Agregó que se necesitan mayores esfuerzos para  hacerle frente al cambio climático.

“Necesitamos hablar de los problemas reales que vamos a enfrentar si no se aminoran los GEI y llevar un trabajo global con mucho esfuerzo”, finalizó.

Esta es la ponencia de Buira Clark:

 

Finalmente, aquí compartimos el vídeo del webinar:

Este artículo ha sido concebido para ser usado libremente y su reproducción está autorizada. Los contenidos publicados en el portal ConexiónCOP son seleccionados según un criterio exclusivamente periodístico y no representan la opinión de las instituciones involucradas. Algunas imágenes y vídeos usados en los artículos pertenecen a otras entidades y están protegidas por sus normas específicas. Agradeceremos que, en la medida de lo posible, citen a ConexiónCOP como fuente de información.

Recursos

Radar Climático

Banner el Radar Climático El radar de febrero El radar de marzo El radar de abril El radar de mayo El radar de junio

Suscríbete a nuestros boletines

Síguenos en Twitter

Una mirada más personal

Banner enlace hacia el blog

Conexión COP

CON EL APOYO DE: A través de: IMPLEMENTADO POR: EN COLABORACIÓN CON:
United Nations