El planeta se acerca rápidamente a los 1,5 grados de calentamiento global

Las temperaturas en Siberia se ubicaron 5°C por encima del promedio en los cinco primeros meses del año y en junio se incrementaron hasta 10°C frente al promedio.

Foto: NASA

El cambio climático no da tregua. Los últimos registros del Servicio de Cambio Climático de Corpénicus, dados a conocer este jueves, indican que julio ha sido el mes más cálido en el mundo desde que hay registros fiables. Los dos anteriores con mayor temperatura habían sido 2019 y 2016.

El incremento en los niveles de calor se ha ido acelerando año tras año. Desde inicios de la década del 2000, cada mes se registran temperaturas superiores a la media. Recientemente la Organización Meteorológica Mundial (OMM) pronosticó que entre 2020–2024, casi todas las regiones, excepto algunas zonas oceánicas australes, tendrán temperaturas superiores a los valores recientes.

Las condiciones climáticas serán más húmedas que en estos últimos años en las latitudes elevadas del planeta y probablemente más secas en el norte y el este de América del Sur.

Debido a las actividades humanas, el planeta ya ha ganado al menos 1°C desde los años 1850-1900, y las catástrofes climáticas se han multiplicado. 

El último lustro ha sido el más caluroso que jamás se ha registrado. La temperatura media mundial debería seguir siendo superior de, al menos, 1°C hasta 2024, según la Organización Metereológica Mundial. Y la probabilidad que supere en 1,5 °C los niveles preindustriales durante uno de estos cinco años es del 20 por ciento.

Con este panorama, cada vez parece más cercano el momento en que se supere el grado y medio de calentamiento global respecto las temperaturas de los periodos preindustriales, uno de los límites que fija el Acuerdo de París, firmado en el año 2015. 

Las olas de calor que se han registrado en el Ártico y los incendios por cuenta de las mismas, están llevando a niveles insospechados de cambio en materia climática.

El calor excepcional y prolongado que se registra en Siberia ha generado, por segundo año consecutivo, la propagación de incendios devastadores en el Ártico, lo que según la Organización Metereológica Mundial (OMM) es una clara evidencia de los efectos generados por el cambio climático.

Las temperaturas en Siberia se ubicaron 5°C por encima del promedio en los cinco primeros meses del año y en junio se incrementaron hasta 10°C frente al promedio. En la ciudad rusa de Verkhoyansk se registró una temperatura de 38°C el 20 de junio, mientras que las temperaturas en algunas partes de Siberia nuevamente alcanzaron los 30°C la semana pasada.

Lea la noticia aquí.

Esta nota sintetiza una información de otros medios de comunicación y tiene como objetivo facilitar la labor de los periodistas y líderes de opinión de América Latina en la cobertura del cambio climático. Se sugiere acceder al medio desde el cual se reproduce la noticia para verificar los permisos de uso.

Recursos

Radar Climático

Suscríbete a nuestros boletines

Síguenos en Twitter

Una mirada más personal

Banner enlace hacia el blog

Conexión COP

CON EL APOYO DE: A través de: IMPLEMENTADO POR: EN COLABORACIÓN CON:
United Nations