ConexiónCOP > Todas las noticias > Ciencia e Innovación > Cambio climático: El apetito…

(Foto: Flickr de Luisa Contreras)

Cambio climático: El apetito por el chocolate consume la amazonía

Ciencia e Innovación Notas Noticias Sociedad Ago 10, 2015 2 minutos

El chocolate es un placer cada vez más extendido a tenor de las cifras de consumo de cacao, aunque lo que quizá no saben quienes disfrutan de él es que también están “dando un bocado” a la selva amazónica. Para satisfacer la creciente demanda, la producción mundial de cacao ha crecido más de un 2,1%… Ver artículo

El chocolate es un placer cada vez más extendido a tenor de las cifras de consumo de cacao, aunque lo que quizá no saben quienes disfrutan de él es que también están “dando un bocado” a la selva amazónica.

Para satisfacer la creciente demanda, la producción mundial de cacao ha crecido más de un 2,1% anualmente en la última década hasta alcanzar los 7,3 millones de toneladas en 2014, según la Organización Internacional del Cacao.

Este incremento ha llevado a la industria a buscar nuevas tierras para las plantaciones, en muchos casos a costa de la deforestación y del aumento de emisiones de CO2. Así lo alerta un estudio publicado hoy por el World Resources Institute (WRI) que demuestra con imágenes satelitales que las plantaciones de cacao están invadiendo la selva tropical amazónica en Sudamérica.

La mayor parte de la producción de cacao mundial provenía históricamente de los países de África occidental, pero el envejecimiento natural de los árboles, el aumento de las plagas, las enfermedades de los cultivos y las condiciones extremas provocadas por el cambio climático impiden a la región seguir supliendo el aumento de demanda.

Esta nota sintetiza una información de otros medios de comunicación y tiene como objetivo facilitar la labor de los periodistas y líderes de opinión de América Latina en la cobertura del cambio climático. Se sugiere acceder al medio desde el cual se reproduce la noticia para verificar los permisos de uso.

Recibe cada mes el Radar Climático
en tu bandeja de correo